Me acompañan en esta travesía

jueves, 29 de diciembre de 2011

Ahora vale la pena


Ahora vale la pena.
Dios
se quedó dormido.

Todos sabemos que esto
no es
definitivo
que es una suerte loca
quizá un breve
delirio.

Ahora vale la pena
vivir
aunque haga frío
aunque la tarde vuele.
O no vuele.
Es lo mismo.

Ahora sí
pero luego
si Dios no se despierta
qué pasará
diosmío.

Mario Benedetti

Llega el momento de hacer una lista o minilista de lo que vale y no vale la pena, para desaprender vicios, renovar compromisos, tirar las traiciones, aunque sean nuestras, nos traicionamos tantas veces...

No voy a justificar mi ausencia, porque tal vez me vuelva a desintegrar en esta tela de araña durante un tiempo, largo, corto, indefinido, no sé... Pero sí he vuelto para desearos que el nuevo año renueve la pasión por vivir y la ilusión por ilusionarlos. Mucho amor.

5 comentarios:

El Drac dijo...

Me alegro que hayas regresado aunque sea para desearnos un feliz año; ya sabes que los que hemos compartido este mundo virtual nos volvemos amigos entrañables (al menos, yo lo siento así)

Un gran abrazo y ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

dijo...

Mercromina para el alma....cuanta falta nos hace, Perse, te entiendo muy bien.

Me alegra, como dice El Drac, que hayas regresado aunque sea para desearnos buen año, yo por mi parte te dejo una tonelada de abrazos y el deseo de que tengas una feliz entrada de año.. :)

Un besito!

Anusky66 dijo...

que alegria que hayas regresado para felicitar el año.
ted eso que 2012 sea un bueno ocntigo y los tuyos y puedas resumirlo dentro de un año , como una etapa repleta de sueños cumplidos .

Un abrazo muy fuerte cargado de cariño
Un besazo

Leonor dijo...

Vaya... parece que las ausentes vamos volviendo por Navidad... (como dice la propaganda del turrón jajaja)
Me alegro de que lo hayas hecho y solo espero que no desaparezcamos de nuevo.

¡FELIZ 2012 CORAZÓN!

Perséfone dijo...

Efectivamente sois amigos entrañables, gracias por estar ahí y gracias por vuestro cariño y vuestros deseos, que sabéis que son mutuos.

Os envío un fortísimo abrazo y muchísimos besos.

Te regalo un sueño, tú decides cuál