Me acompañan en esta travesía

lunes, 8 de marzo de 2010

Desde el Hades: Gracias amig@s

Hoy me he aliado a la tecnología, no me preguntéis, porque es una larga historia que ya contaré en otro momento. Por fin, puedo comunicarme con vosotr@s a través de esta ventanita que me proyecta una luz especial en la cara.

Me han emocionado y conmovido vuestros comentarios, no sabéis cómo os lo agradezco. Aquí los días se hacen interminables, pero cada vez veo más cerca la salida. Parece como si nadie tuviera prisas, fuera sigue lloviendo. Yo, que me había hecho a la idea de traer la primavera antes de su fecha... pero por el camino que voy, casi me harán coindir con el equinoccio, para que sea un alta por todo lo alto.

En este tiempo he pasado dos veces por la sala fría del Hades y ha sido una cuesta muy dura, de la que ya voy superando la escalada. También, en este tiempo he pensado mucho en tod@s vosotro@s, aunque no lo creáis, he sentido vuestra fuerza y me ha ayudado mucho en mis noches de insomnio.

Os doy las gracias, de corazón.

6 comentarios:

Paco Alonso dijo...

Ánimos!!!
Excelente post el que nos acercas en este día.
Es un placer acercarse a tú espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Alís dijo...

Yo también permanezco las noches en vela. No por insomnio, sino porque soy sonámbula incorregible. Así que aún en la distancia, cuando quieras háblame. Y no descartes que te conteste. Te pensaré todas las noches y te mandaré toda la buena vibra que me queda (y aún me queda). Espero que te ayude. No suelo hacer promesas, porque cumplo lo que digo. Y te estoy haciendo una promesa. Ojalá puedas percibirlo.
Un besote grande

Atenea dijo...

¡Qué alegría más grande!
¡Por fin te has asomado por aquí y has dado señales de vida! Poco a poco pasarán estos días que ahora se te hacen interminables.

Me alegro de que estés recuperándote, aunque ya imagino que todo esto está siendo muy duro.
Estoy feliz y encantada de haberte leído de nuevo, te he echado mucho de menos. Me gustaba venir a tu blog a estar un ratito por aquí, al escuchar tu música, parecía que ibas a llegar de un momento a otro.

Esta tarde cuando he llegado y he visto tu comentario, me he puesto a gritar por toda mi casa que Perséfone estaba de vuelta y todos absolutamente todos, incluido mi perro que no paraba de saltar y mover el rabo al verme tan contenta, se han alegrado de que estés aquí porque eso significa que estás mejor.

Agradezco y me hace infinitamente feliz tu regreso.

Un beso y un abrazo muy grande

Duna dijo...

Qué alegría me da verte asomada a esta ventana.
Muchos ánimos, y muchos besos, amiga.

cuchu dijo...

Muchos, muchos besos Perséfone....espero que vuelvas pronto.

Animo, ánimo, ánimo "porque tu lo vales"

Alís dijo...

Espero que la recuperación vaya bien. Te sigo teniendo presente y pensándote.
Un besito

Te regalo un sueño, tú decides cuál