Me acompañan en esta travesía

sábado, 10 de abril de 2010

Lo bueno que hay en lo malo


En este tiempo he aprendido a abrir el cofre de las emociones para compartirlas.
He aprendido a desnudar mi corazón maltrecho, sin miedo a que me hieran.
A pronunciar palabras que encierran amor.
A decir "te quiero" sin sopesar las consecunecias.

Esto es una de las mejores cosas que me han pasado en este tiempo en el que Hades me ha sometido a una dura prueba, que ya dura demasiado, y en la que me ha dejado el corazón en carne viva, como cantaba Raphael (aunque no por un amor perdido).

Ahora amo más a la vida, a la gente que puebla mi pequeño universo. Valoro más cada gesto, cada palabra... siento más el amor. Tal vez me he vuelto más ñoña, y puede que vaya camino de convertirme en una vieja chocha, pero con un mundo interior repleto de armonía: ese es mi objetivo más inmediato.

Ahora estoy aprendiendo una lección que nos da el taoísmo, a ver lo bueno que hay en lo malo y lo malo que hay en lo bueno, ambos son la misma cosa.

7 comentarios:

Leonor dijo...

Mi querida Perséfone, no sabes cómo te admiro. Tu fuerza interior es inquebrantable (espero haberlo escrito bien, porque mira que la palabreja se las trae jajaja) Así es la vida... siempre poniéndonos a prueba para que nos podamos superar a nosotros mismos y aprender, pues somos tan tochos que solo avanzamos a base de trabas y duros golpes.
Y teniendo en cuenta que "Nunca se te da una prueba que no puedas superar" pues no sé... a veces pienso que bebimos demasiado cava cuando Dios preguntó antes de que bajáramos a la Tierra ¿quién quiere estooo? y las borricas de nosotras levantamos el dedo.

Un abrazo mi niña guapa y fuerte, mi gran guerrera...

Perséfone dijo...

Amiga Leonor, siempre traes una bocanada de aire fresco, huuum!!
Nada puede contigo, ni siquiera una palabreja (jajaja).
Pues sí, yo debía tener una buena tunda encima que me ha durado hasta ahora, antes no me había enterado de lo que me había tocado cuando Dios (?) hizo el reparto (jajaja).

Un beso estrujao

Lala dijo...

Entonces te felicito porque te has convertido en una valiente.
No todo el mundo tiene la valentía o la sinceridad suficiente como para mostrar los sentimientos, algo que debería er humano en los humanos. Todos se esconden tras corazas de hierro no sé con qué finalidad...
Pero cubrise tiene doble filo: cierto que no ven tu interior, pero tampoco puedes destapar el corazón de nadie.


Un besito y muchas gracias por tu visita



Lala

Alís dijo...

A esto me refería cuando te dije que aprendo de ti.
Un beso enorme

Perséfone dijo...

- Lala: No creas que soy tan valiente, me da miedo todo lo demás, lo de fuera, lo del mundo...
Bienvenida a mi casita, espero verte más por aquí. Besitos

- Alís: Bueno, no es pasa tanto, princesa. La admiración es mutua. Mil besos.

Maripaz Brugos dijo...

Me parece que ahora has descubierto la verdadera sabiduria, y es todo un arte...

Tienes un mundo interior muy rico y valioso, por eso ante las malas rachas, te creces...no todo el mundo tiene esa capacidad.

Cuando quizá las lagrimas acudan a tus ojos, llenas de impotencia, meteté dentro de tu interior, para encontrar ese maravilloso dón, que tienes...

Un beso, preciosa

Perséfone dijo...

Gracias, Maripaz por tus sabios consejos y por tus palabras que hacen que me enrojezca.

Muchos besos

Te regalo un sueño, tú decides cuál