Me acompañan en esta travesía

domingo, 30 de mayo de 2010

La feria del Libro

Ayer visité la feria del libro -el año anterior no tuve la oportunidad-, pertrechada con mi scooter, como ya es habitual en mis salidas. Disfruté de respirar entre libros. Es una sensación placentera como visitar una biblioteca por gusto, pero pudiendo hablar e incluso alzar la voz para captar la atención del ocupado vendedor. Poder conocer a escritores que te dediquen libros y conversar.

Os regalo estos versos del poeta y periodista Manuel Alcántara. Me recuerda este poema a alguien que conozco muy bien:

No sabe el mar que es domingo
No sabe el mar que es domingo.
Se revelan, inmortales,
las olas a cuerpo limpio.
Cada vez que muere alguna
la misma ocupa su sitio.
No sabe el mar que es un náufrago.
Sin reloj y sin amigos,
el mar flota sobre el mar,
ni cómplice ni testigo,
ensimismado en su azul
y ajeno, como Dios mismo.
Mientras va y viene en la orilla
no sabe el mar que lo miro.

Mañana es domingo, que las olas del mar os traigan bellos sueños.

2 comentarios:

Bidawe dijo...

Hola Persefore, hace mucho que no escribia, aquí estoy de nuevo, ya verás el porque he dejado esto algo solito.
Muchos besos.

Perséfone dijo...

Me alegro tenerte de nuevo por aquí. Yo tampoco escribo mucho ahora.

Besitos y abrazos

Te regalo un sueño, tú decides cuál